jueves, 28 de julio de 2011

Girando sin parar



Aunque el mundo dejara de girar, mi curiosidad sin límites haría que cada dia fuera
DIFERENTE

miércoles, 11 de mayo de 2011

Por casualidad

Y de repente,
 Por casualidad, encuentras eso 
Que te hace sonreír inevitablemente
 Cada vez que lo ves,
 Lo piensas,
 Lo escuchas... 
Un encuentro fortuito e inolvidable.
 Eso es Serendipity. 

Había una vez un Reino exótico y oriental llamado Serendip cuya memoria se confunde con la imaginación. Los más viejos nos cuentan que existió; que quizá estaba en la isla que después se llamó Ceilán. O quizá Serendip siempre estuvo en Persia, el reino de los cuentos. 

  En el Reino de Serendip se contaban muchas y maravillosas historias pero una de ellas es  la historia de los tres príncipes de Serendip, individuos privilegiados con del descubrimiento fortuito. Cuenta la historia que estos tres personajes encontraban, sin buscarla, la respuesta a problemas que no se habían planteado; que, gracias a su capacidad de observación y a su sagacidad,  descubrían incidentalmente la solución a dilemas  impensados.  Fue tanta la fama de sus descubrimientos casuales que se llagó a acuñar el termino como sinónimo de casualidad o...quizá destino? Sea por una cosa u otra, creo que hay que estar atentos, escuchar y observar lo que sucede a nuestro alrededor para poder entender las situaciones en que nos encontramos en cada momento y ver las oportunidades que se nos presentan.




Vengo desde La Librería, Asomándome por mi ventana. Y todas y cada una de las veces que me asomaba a la blogosfera eximí mi bandera, mi frase..."las cosas pasan porque tienen que pasar" a veces añadía el cuento de lo Bueno en lo Malo, lo Malo en lo Bueno. Y bien es cierto que si llegue hasta aquí fue consecuencia de una carambola de hechos, actuaciones, de vivencias que he tenido en estos últimos años que me han ido llevando hasta aquí. Justo hasta el día que no se por qué,  casualidad, destino esta palabreja vino a mi cabeza y empezó a resonar y a actuar...germinando esto que hoy empieza a brotar, algo nuevo que quien sabes qué serendipias me regalará. Eso sí, sea por una cosa u otra,
estaré atenta, escucharé y observaré lo que sucede a mi alrededor, quizás así entienda mejor las situaciones en la me encuentro en cada momento para poder aprovechar las oportunidades futuras que se me presentan: Objetivo: VIVIR. (Pretecionsilla que es una)